¿Es posible una buena Lectura de Tarot por teléfono o por chat?

El tarot banner
Sí es posible, por supuesto. Es más, una Lectura de Tarot por vía telefónica o, bien, por cualquiera de los variados medios tecnológicos con los que contamos en la actualidad, les otorga a los consultantes toda una serie de ventajas y comodidades, al contrario de lo que sucedía hasta hace 20 años, cuando era necesario desplazarse por entre atestadas ciudades o, peor aún, de una ciudad a otra en búsqueda de un experto que nos habían recomendado.

Una Lectura de Tarot de nuestras tarotistas buenas, es prenda de garantía.

Es prenda de garantía, por varios motivos: de un lado, por cuanto se trata de expertas que han estudiado, por años, todos los secretos de este fantástico oráculo, al tiempo que cuentan con toda la experiencia necesaria que bien importante es en cualquier profesión.

De otra parte, nos hemos cerciorado, y detenidamente percatado, de que todos y cada uno de los integrantes de nuestro selecto equipo esotérico de trabajo, disponga de unos antecedentes intachables y a toda prueba o, lo que es lo mismo, sin una sola tacha en su currículum vitae.

Todo lo anterior, por cuanto una Lectura de Tarot es algo muy serio y no, como equivocadamente lo consideran algunos desconocedores, un juego o una simple saciedad de la curiosidad por lo desconocido. Una tirada es, más bien, toda una sesión esotérica (así sea por vía telefónica) en la que, no sólo se revelan muchos asuntos importantes y ocultos de la vida pasada, presente y/o futura de quien se encuentra en consulta sino que, además, se dan los mejores consejos para que el consultante mejore su vida en todos los ámbitos.

Además, luego de las revelaciones, es muy importante que todos los consultantes tengan en cuenta (ojalá al pie de la letra) los rituales, las oraciones, los baños, la adquisición de amuletos o talismanes que han sido prescritos por el experto. No se trata de un capricho, ni mucho menos.

De una Lectura de Tarot pueden surgir muchas sugerencias y procedimientos.

De lo que se trata, más bien, es de procedimientos que son necesarios  porque, al fin y al cabo, son las energías de quien está en consulta las que están en juego y debe ser él, y solo él, quien se debe sanar o, bien, quien debe alcanzar los objetivos que se ha propuesto.

Ahora, como sucede en el caso de nuestras tarotistas buenas, se trata de expertas que pueden, perfectamente, cambiar toda la vida del consultante, lo que es un motivo más para aseverar que una tirada y Lectura de Tarot es un asunto de la mayor trascendencia.

La vida de una persona puede experimentar un “giro de 360°” siempre que se percate, previamente, de que se trata de una tarotista buena y no de una timadora y así se trate de una lectura telefónica que, reiteramos, surte los mismos efectos de una que sea presencial.

Ahora, esos cambios deseados o, bien, esos objetivos que tanto pretendemos alcanzar, se pueden obtener siempre que llevemos a cabo todas (sin excepción) las recomendaciones del experto. Si, por ejemplo, se nos ha diagnosticado que el fondo del problema radica en una tendencia nociva a pensar en negativo, es porque ha llegado el momento de cambiar de actitud, por cuanto se nos podría ir la vida entre lamentos y sollozos.

Una Lectura de Tarot también se puede llevar a cabo vía Skype o, bien, simplemente chateando. Las llamadas de video-chat.

Por fortuna, estamos insertos en una etapa de la historia, en la que prácticamente todo se puede hacer en la distancia o, lo que es casi lo mismo, por medios virtuales que nos permiten hacerlo casi todo desde la comodidad del hogar. Ahora, las prácticas esotéricas, como es el caso de las tiradas de las cartas del tarot, no son la excepción, por más que algunos necios en sus razonamientos sostengan lo contrario.

Si las energías superan cualquier obstáculo relacionado con el tiempo y el espacio (la distancia), no existe razón alguna de peso específico para argumentar que es imprescindible la presencia de experto y consultante en un mismo recinto. En otras palabras, una Lectura de Tarot es casi que una comunicación espiritual.

Deja un comentario