La baraja de los Medici explicada por nuestras Tarotistas Buenas

En el tema de la Tirada de Cartas, es necesario hacer alusión a otra ciudad italiana que tuvo una enorme importancia en el desarrollo del tarot: Florencia, que estuvo gobernada por los Medici a mediados del siglo XV, época en la que los historiadores encuentran el origen del tarot o, por lo menos, su ingreso a la Europa Medieval.

Veamos que nos dicen las Tarotistas Buenas sobre lo que es el Tarot de los Medici

El poder de los Medici se basaba en el dinero. Con la Iglesia de su lado, gracias a las permanentes donaciones que la banca Medici les hacía a los papas y cardenales, esta dinastía completó sus maniobras tendientes a mantener el poder político y financiero, aliándose con Francesco Sforza.

Luego de la muerte de Cosimo (un Medici poderoso), su hijo llamado Piero asumió el mando de la ciudad. A la muerte de Piero, su hijo Lorenzo el Magnífico impulsó decididamente el desarrollo de Florencia, en los frentes artístico y cultural. Como consecuencia de la prosperidad cultural de la ciudad en esa época, se empezó a jugar con una baraja de triunfos bastante acertada en las predicciones.

Así pues, la baraja florentina cuenta, entre otras figuras y emblemas, con un anillo de diamantes que era el emblema del ya mencionado Cosimo, con el lema “Sempre”. Esta baraja que, justo es decirlo, está mal denominada como la “Baraja Charles VI”, cuenta con 16 triunfos, al tiempo que, en su versión original (no en las pocas réplicas que existen en la actualidad), miden 95 x 185 mm exactamente. Además, se encuentran pintadas con témpera sobre un fondo de pan de oro.

Décadas después de esta versión original, a alguien se le ocurrió la idea de añadirle algunos números en la parte superior, lo que indica el orden de los triunfos. Las figuras fueron pintadas con enorme delicadeza (muy propia de la época).

 

Una extraña sensación de tridimensionalidad en esta baraja, explicada por nuestras Tarotistas Buenas

De la manera en que están superpuestas las figuras sobre el marco, se genera un extraño efecto de 3D, lo que no era muy propio de la Edad Media. Algunos que conocen esta baraja (en la versión original), afirman que parece que las figuras se quisieran salir de las cartas, otorgándole mucha vida y extrañeza a este peculiar mazo.

De otro lado pero en el mismo orden de ideas, en el Triunfo de El Carro se aprecia la heráldica. En los pequeños escudos ubicados encima de los caballos, se dejan ver siete (número con un significado esotérico muy especial) puntos dorados que, según creen algunos estudiosos del tarot, están relacionados con el emblema de los Medici en Florencia.

En lo que respecta, esta vez, al número de “palle”, tenemos que tuvo algunas variaciones a lo largo de los años. En la época de Cosimo el Viejo eran siete palles y, años después, pasaron a ser seis. Uno de estos 6, enseña tres flores de Lis, que es el emblema de la corona de la Francia de ese entonces, como un reconocimiento al rey francés Luis XI, como recompensa a una ayuda financiera que le había prestado a la ciudad.

En lo que tiene que ver con el color rojo de la tela de El Carro, tenemos que es la prueba que refuerza la anterior hipótesis, en vista de que el “Carroccio florentino” era un carro triunfal que le servía de emblema a Florencia y era, precisamente, de color rojo. De otro lado, tenemos otros dos símbolos a los que aludiremos a continuación.

 

Siempre que se hable de una Tirada de Cartas, es preciso auscultar hasta los más mínimos detalles

Auscultar todos los detalles de las cartas de la baraja que se esté analizando, es más que necesario.  Así las cosas, tenemos que es posible encontrar otros dos símbolos ubicados en la parte superior de El Carro, que también se relacionan (en opinión de muchos de los estudiosos de esta baraja) con la heráldica de los Medici.

El emblema del ya mencionado Cosimo que, dicho sea de paso, luego fue adoptado por toda la familia, era un anillo de diamantes acompañados de tres plumas de avestruces, con el lema “Sempre”. Del Tarot de los Medici, se deriva otro del que ya hablamos en una publicación anterior.

Se trata de una variante bastante curiosa y sofisticada: la llamada “Baraja Minchiate”, que contaba con cuatro Palos (muy latinos), esto es, los Oros, las Copas, las Espadas y los Bastos. Esto cuatro Palos cuentan con catorce cartas, a saber: los Reyes, las Reinas, los Caballos que se asemejaban a Centauros y las Sotas que, en lo que respecta a las Copas y los Oros, se trata de mujeres, según las Tarotistas Buenas.

Deja un comentario