Varias Tarotistas Buenas que nos explican lo que son los Arcanos Mayores

tarotistas-buenas-subbanner

Durante una Tirada de Cartas, los Arcanos Mayores desempeñan un papel fundamental, sin desconocer que los Menores también son importantes, por supuesto. En términos generales y en primera instancia, es necesario precisar que la baraja del tarot dispone de 78 cartas, de las cuales 22 pertenecen a los Mayores y las restantes 56 a los Menores, lo que sucede en la inmensa mayoría de las barajas tradicionales y ancestrales.

La explicación de las Tarotistas Buenas sobre los Arcanos Mayores.

Según estas expertas, la palabra “Arcano” proviene de la expresión latina “Arcanum” que significa “Secreto” o “Misterio” teniendo en consideración, claro está, que la esencia del tarot es, precisamente, develar lo que es oculto (secreto) para quien se encuentra consultando. En otra oportunidad, nos referiremos a lo que son los Arcanos Menores y, por lo pronto, explicaremos todo lo relacionado con los Mayores.

Siempre que un consultante llame a Tarot Telefónico, una de sus Tarotistas Buenas le hará una breve y sucinta explicación de lo que es el tarot, en general y lo que son los Arcanos, en particular, para luego proceder a la tirada que es el momento culminante de la sesión esotérica.

Como ya lo anotábamos, los Arcanos Mayores o “Triunfos” están dispuestos en 22 cartas de la baraja. La primera de las expresiones de las que acabamos de citar es utilizada en la práctica esotérica, al tiempo que la segunda de ellas es utilizada cuando se utiliza el tarot como un juego.

Algunos lectores podrán estar pensando en que “el tarot no puede ser un juego”, pero es claro que sí lo es, haciendo la aclaración de que, para jugar, las cartas sólo contienen números romanos y una decoración específica, más no se encuentran plasmados los símbolos propios de la baraja como oráculo.

Para las Tarotistas Buenas, cada Arcano representa una imagen de carácter arquetípico.

De carácter arquetípico y con numerosos simbolismos. Ahora, no todos los mazos son iguales como es más que obvio, en tanto que algunos (los más antiguos) no tienen número ni nombre para los Arcanos Mayores, al tiempo que los más modernos sí los tienen.

Algunos mazos, además, no cuentan con un orden predeterminado. Sin embargo y como es necesario estandarizar los conceptos, de cara a una cómoda comprensión por parte del lector, haremos relación a los nombres y los números de cada carta del tarot.

Así las cosas, tenemos que los Arcanos Mayores son (con su respectiva numeración): I El Mago, II La Papisa o La Sacerdotisa, III La Emperatriz, IV El Emperador, V El Papa o El Sumo Sacerdote, VI El Enamorado, VII El Carro, VIII La Justicia, IX El Ermitaño, X La Rueda de la Fortuna, XI La Fuerza, XII El Ahorcado, XIII La Muerte, XIV La Templanza, XV El Diablo, XVI La Torre o La Casa de Dios, XVII La Estrella, XVIII La Luna, XIX El Sol, XX El Juicio, XXI El Mundo y XXII El Loco.

Algunas aclaraciones de las Tarotistas Buenas sobre estas cartas del tarot.

En primer lugar, es preciso aclarar con el mayor énfasis posible, que el hecho de que exista la carta de El Diablo, no quiere decir, como lo han considerado algunos erróneamente, que el tarot sea una práctica satánica, ni más faltaba. Ésta equivocada creencia proviene de la Edad Media, cuando la Inquisición intentaba castigar (con la muerte, la mayoría de las veces) todo lo que “sonara” al príncipe de las tinieblas.

Se trata de una creencia anacrónica y que tiende a desaparecer, por cuanto el tarot es un enorme acopio de sabiduría ancestral, al tiempo que contiene todas las energías universales, entre las que tenemos, como la más importante, la energía y la sabiduría divina o, lo que es casi lo mismo, de los Seres de Luz.

De otro lado pero en el mismo sentido conceptual, digamos que la carta de La Torre ha sido considerada, a través de los siglos y en la actualidad, como una indicación de predicciones no muy bienvenidas para el consultante.

Creemos que es verdad sólo en cierta medida, porque es la Tirada de Cartas, como un todo dinámico, lo que se debe leer e interpretar por las Tarotistas Buenas, independientemente de las cartas que aparezcan durante la sesión esotérica.

Para ratificar, aún más, lo que acabamos de mencionar, fue un clérigo italiano quien introdujo el tarot en la Europa de la Edad Media, precisamente, en momentos en que la Inquisición más perseguía todo lo que fuera adivinación. Además, la gran mayoría de los expertos, videntes y tarotistas buenas suelen invocar a determinados Seres de Luz durante la tirada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.