Otras disciplinas que dominan las Tarotistas Buenas

Usualmente, las tarotistas buenas conocen de otras disciplinas esotéricas ancestrales

Las tarotistas expertas suelen ser conocedoras de muchas de las otras disciplinas esotéricas ancestrales, como es el caso de la astrología, la numerología, el mediunismo y el Reiki, además de que son, normalmente, videntes connaturales, esto es, de nacimiento.

Las tarotistas buenas pueden combinar varias disciplinas en una sola sesión esotérica.

Muchos expertos en los temas del tarot, suelen limitarse a la sola tirada e interpretación de la misma, haciendo uso de su intuición, como ingrediente fundamental para sugerirle al consultante todo lo que debe hacer, para solucionar los inconvenientes por los que está en consulta.

Se trata de una tirada a la que podríamos denominar como “simple”, sin que por ello se trate de una sesión psíquica incompleta y/o mediocre, necesariamente.

El tarot es, en sí mismo, un Oráculo tan poderoso, que bien manejado sirve, por sí solo y mediante un verdadero experto, para desvelar situaciones ocultas (adivinación) y, de paso, para que el consultor lleve a cabo, ojalá al pie de la letra, las sugerencias del experto.

Las tarotistas buenas pueden combinar la tirada de cartas con una sesión astrológica.

Es claro y evidente, que existe algo que se llama “destino” y que, no necesariamente, es inexorable, fatal o determinante e ineludible, para todos los seres humanos. El destino puede ser modificado, siempre y cuando todo se haga correctamente desde el punto de vista de las prácticas esotéricas.

Según los astrólogos más avezados los astros determinan el destino de cada persona, al tiempo que la posición de los mismos al momento del nacimiento establece los rasgos de su personalidad, de su carácter, de sus aptitudes, de sus defectos y demás.

Entonces, una vez develado ese destino del consultante, bien sea sólo mediante la tirada o, si se prefiere, de ésta acompañada de una sesión astrológica (la carta natal, por ejemplo), el experto deberá establecer una estrategia (sin dilaciones, ni confundiendo al consultante, ni más faltaba), para modificar ese destino que puede que traigas cosas no muy prometedoras para quien consulta.

Las tarotistas buenas pueden, incluso, no recurrir a la tirada de cartas.

Parece un exabrupto o, si se quiere, un contrasentido, pero no necesariamente una verdadera experta en el tarot y en la cartomancia, en general, debe y/o tiene que recurrir a los Arcanos.

Es muy posible que, por ejemplo, la tarotista misma considere que no es este Oráculo el más indicado para solucionar los problemas de su cliente.

Así, por ejemplo, con la sola videncia (si es que cuenta con ella, por supuesto) el experto podrá ayudarle a las personas a llevar una vida mejor o a darle una solución definitiva a un problema persistente y de vieja data.

Otra opción con la que cuenta un experto en el tarot, es recurrir sólo a la Carta Natal, si es que así lo considera como lo más apropiado, en vista de las circunstancias y las condiciones específicas del consultor, según sus facultades psíquicas.

En fin y a todas estas, las tarotistas buenas suelen ser estudiosas y experimentadas en otras artes y ciencias esotéricas milenarias (adicionales al tarot mismo) y, por ello, cuenta con un abanico de variadas posibilidades para mejorar las vidas de sus consultantes.

 

Deja un comentario