Segundo ejercicio para desarrollar la videncia

Entramos ya en materia para hablaros del segundo ejercicio de desarrollo de la videncia, recomendado por nuestras Tarotistas Buenas. Antes de nada, os tenemos que decir los objetos que necesitaréis para él, ya que como en el caso anterior, necesitaréis algunas cosas que seguramente no os costarán mucho de conseguir.

En esta ocasión solo vais a necesitar tres cosas. Por una parte, un plato de cerámica, por otra, una vela, y por último, unas cerillas o un mechero. El plato solo lo necesitaréis en el caso de que la vela que hayáis escogido no tenga un soporte propio. Si es una de estas velas que tienen un soporte de metal o de cristal, no necesitaréis el plato, por supuesto.

Pues bien, una vez hayáis obtenido lo necesario, si la vela no tiene soporte, debéis proceder a colocarla en el plato, para que se sostenga perfectamente en pie. Para ello solo necesitaréis quemar un poco la parte inferior de la vela, de forma que se derrita un poquito la cera y podáis pegarla en el plato.

Cuando ya tengáis esto preparado, ya estáis listos en este aspecto para empezar el ejercicio, pero aun necesitáis estar en el estado físico y psíquico adecuado, para lo cual vamos a daros unos consejos que podéis seguir para que os sea más sencillo alcanzarlo.

Por supuesto, habrá que encender la vela, pero eso lo dejaremos para el momento justo antes de empezar el ejercicio. Por ahora, vamos a centrarnos en relajarnos y vaciar la mente, con este método recomendado por una Tarotista Buena de nuestro gabinete. Para ello os daremos unos sencillos pasos que seguro os ayudan mucho. De primeras, podéis cerrar los ojos y respirar profundamente varias veces. Esto os ayudará a calmaros un poco. Acto seguido, debéis empezar a imaginar, manteniendo los ojos cerrados, claro, una llama en la oscuridad. Una vez visualicéis la llama en vuestra mente, tenéis que seguir respirando profundamente, soltar el aire varias veces y ir notando cómo la calma y la tranquilidad os va llenando. Eso si, la imagen de vuestra cabeza, la llama, debe estar fija y como si estuviera ardiendo en una habitación sin corrientes de aire ni nada que la perturbe.

Ahora, en vuestra imagen mental, es hora de pasar a apagar esa vela imaginaria. Debéis ir bajándola en intensidad paulatinamente, imaginando que toda la negatividad se va quemando y va desapareciendo, así como todas las ideas nocivas y perjudiciales para el ejercicio que estáis apunto de realizar.

Cuando hayáis acabado y creáis que estáis suficientemente preparados, es el momento de ponernos con la parte más física del ejercicio de videncia. Encended la vela y situaos a una distancia aconsejable para hacer este entrenamiento de videncia. Esto es muy sencillo de encontrar. No podéis estar tan lejos que no veáis prácticamente la llama, y tampoco podéis estar tan cerca como para que el calor o el brillo os molesten. Cuando localicéis ese sitio tendréis que mirar fijamente la llama. Hay que decir que si en algún momento notáis molestias al realizar este ejercicio, por supuesto dejéis de hacerlo inmediatamente.

El ejercicio recomendado por nuestras Tarotistas Buenas consiste en lo siguiente: debes mirar fijamente la llama desde la posición en la que estés, (Recomendamos que lo hagas sentado). Primero tienes que ver como si la llama se expandiera y se contrajera, todo esto con la simple ayuda de tus ojos. Fuerza un poco tu visión y verás como no es complejo lograrlo. Realiza esta acción varias veces seguidas, haciendo que la llama parezca más grande y más pequeña con cada serie.

 

 

Al rato de hacer este ejercicio, verás como una especie de aura alrededor de la llama. Una especie de nimbo que aparece rodeando la llama de la vela que estás utilizando. Este aura no la percibimos ni la vemos de forma natural, y solo se consigue en ciertos momentos, como en esta ocasión. Conforme hagas este ejercicio verás como te es más sencillo ver este efecto y ver el aura de las llamas con nitidez e incluso cierto volumen.

 

Y nada más por hoy, este ha sido el segundo ejercicio de videncia propuesto por nuestras Tarotistas Buenas, pero hay muchos más que podréis hacer para entrenaros y conseguir, poco a poco, obtener los resultados que deseáis. Mucho ánimo y no dejéis de practicar, veréis como poco a poco conseguís lo que os habéis propuesto.

Deja un comentario